CEIP La Aduana

Cuentos de paz

Viernes 20 de febrero de 2009 por Maricarmen Gallardo

Vivimos en un mundo lleno de conflictos y violencia, pero también en el que mucha gente dedica su tiempo y sus esfuerzos a ayudar a los más desfavorecidos y a cooperar para que la vida en nuestro planeta sea cada día un poco mejor. De todo ello hablamos en el Primer Ciclo con motivo del Día de la Paz. Las niñas y niños de primero han escrito, lo que hemos dado en llamar, "Cuentos de paz", en los que reflejan cómo ven ellos esta cuestión.

Convivir en PAZ con todos los niños

JPG - 5.3 KB
Marcos

Érase una vez un niño que conseguía todo con la violencia. Si quería algo, siempre se lo quitaba a otros niños, o se peleaba con ellos.

Un día, otro niño lo dijo que eso no estaba bien, tenía que pedir lo que él quería y, de esta manera, se lo dejarían sin ningún problema. Pero él insistía en que no sería así.

Entonces, los niños dejaron de hablarle y no quisieron ser sus amigos. Pasaron los días y el niño se puso muy triste.

Al final, comprendió que lo que había hecho no estaba bien. Pidió perdón a todos los niños y prometió que nunca más usaría la violencia y conviviría en paz con todos los niños.

Y colorín, colorado, todos los niños fueron felices.

Marcos Domínguez

Paz en el mundo

Érase una vez, un mundo con muchas guerras por algunos pueblos.

Un día, la paloma de la paz pensó: “voy a repartir la paz por todo el mundo”.

Entonces, la paloma de la paz visitó a los hombres y les dijo que se portaran bien y los días serían más bonitos.

Al final, los hombres hicieron las paces y vieron que los días eran más bonitos y alegres no peleando, y un arco iris de esperanza brilló.

Y colorín, colorete, por la chimenea sale un cohete.

Isabel Mª Panzuelo

Los duendes en el jardín

Érase una vez, hace muchos años, dos niños vivían con sus padres en una casa con un precioso jardín. En ella también habitaban dos gatos.

Un día soleado de invierno, los hermanos salieron a jugar al jardín. Escucharon un extraño ruido. Eran dos duendes que gritaban. Habían sido cogidos por dos gatos.

Entonces, los niños corrieron detrás de los gatos para liberarlos. A cambio, les dieron un plato de leche calentito con galletas. Una vez libres, saltaron de alegría.

Al final, los duendes prometieron volver al jardín a jugar con los niños, con juegos divertidos, todas las tardes del año.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Rafael Castejón

Palomita mensajera de la paz

Un cierto día llegó a mi casa una palomita que estaba muy cansada. Yo le di de comer y beber agua.

Un día, la miré y vi que estaba muy contenta y feliz.

Entonces le pregunté a mis padres qué le pasaba a la palomita y me dijeron que tenía una misión que cumplir con la paz.

Al final, se fue la palomita y nunca más regresó.

Y colorín, colorado, esta palomita se ha escapado.

D. Cristina Tabares


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 1082573

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Proyectos  Seguir la vida del sitio Proyecto de investigación  Seguir la vida del sitio Textos  Seguir la vida del sitio Curso 2008/09   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2c + ALTERNATIVES

Creative Commons License