CEIP La Aduana

Nuestro pequeño mundo

Domingo 8 de marzo de 2009 por Marisa Morales

Seguramente nos hemos preguntado muchas veces cómo se enfrentan nuestros hijos a diferentes situaciones y contextos de la vida cotidiana, esta experiencia nos podrá dar una buena idea de ello.

Dentro de un planteamiento pedagógico donde intentamos potenciar la iniciativa de nuestro alumnado, nos hemos propuesto vivenciar hechos reales de nuestra vida. Lo más interesante es descubrir cómo ven nuestros hijos el mundo a través de su “propio cristal”. Nos puede sorprender cómo desmitifican situaciones que nosotros consideramos traumáticas, o cómo asumen normal el papel que cada componente de esta sociedad tiene asignado.

De este modo, hemos aprovechado la presentación de la palabra “doctor-doctora”, para trabajar aspectos tan importantes como el conocimiento y cuidado de nuestro cuerpo, así como las relaciones interpersonales.

Para iniciar la actividad hemos aprovechado el momento de asamblea para sondear sus conocimientos previos. Está claro que todos conocen perfectamente el trabajo que realizan los doctores, incluso conocen que se llaman pediatras cuando se dedican a los más pequeños, y que hay otras especialidades como dentista, traumatólogo, etc…

Hemos organizado la clase por familias, donde cada cual ha elegido su papel preferido, papá, mamá o hijos-hijas.

Hemos instalado la consulta de la doctora, en este caso el papel ha correspondido a Esther, que ha asumido su trabajo a las mil maravillas.

Han preparado la consulta, con todo lo necesario y hemos trabajado el vocabulario básico del tema y la construcción de frases cada vez más complicadas.

Dentro del desarrollo de la consulta a la doctora, han seguido su propia iniciativa: la mayoría insistía que necesitaban ir en coche porque la consulta estaba lejos. Al llegar saludan muy educados a la doctora Esther y le explican los síntomas, esta les hace una exploración muy exhaustiva utilizando todo el instrumental y casi siempre el diagnóstico no es muy halagüeño:

- Estás fatal…- comenta la doctora, pero seguidamente le extiende una receta – ¡Tómate este jarabito y te curarás!

Así prosigue toda la jornada, la verdad es que la doctora ha tenido mucho trabajo hoy, incluso ha tenido que salir en la ambulancia para atender un accidente. Nada grave, afortunadamente, con unos cuantos vendajes y unas inyecciones todos curados y a casa.

Como siempre al final de la sesión dibujamos la experiencia y escribimos la palabra doctor-doctora y el fonema "t".


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 997783

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Educación Infantil  Seguir la vida del sitio El rincón de los peques  Seguir la vida del sitio Curso 08/09   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2c + ALTERNATIVES

Creative Commons License